¿Cuándo los gases en un bebé no son normales?

Definitivamente no es una sensación grata para un adulto el sentir gases en el estómago y para un bebé lo será menos, particularmente porque no sabe que sucede, solo percibe su malestar y acto seguido… llora

Si bien es importante recordar que los gases a menudo son normales, especialmente en los bebés recién nacidos, definitivamente no es agradable sentirlos cuando dejan de ser “normales”.

Por ejemplo, si notas que tiene heces blandas o malolientes, tiene dificultad para alimentarse, se muestra muy inquieto, le cuesta trabajo dormir o no duerme los suficiente y / o llora por mucho tiempo, entonces podemos decir que puede tener gases y lo están molestando.

Cómo sacar los gases al bebé y aliviar sus molestias

Por otro lado, los bebés que están felices, se alimentan bien y sus gases no parecen molestarlos probablemente no tengan ningún tipo de afección médica y pueden tener gases normales.

Si por el contrario, existe un problema habrá que identificar si un cambio en su leche de fórmula pueda ayudarlos para hacer la transición a otra fórmula, esta pudiera ser la primera señal de que tu bebé tiene dolor por gases.

Aunque muchas fórmulas están diseñadas y comercializadas para bebés, no siempre es necesario hacer el cambio.

Si bien a veces se recomienda cambiar de una fórmula a base de leche y fortificada con hierro, es necesario con mucha menos frecuencia de lo que la mayoría de los papás creen.

Por ejemplo, se piensa que si se tiene una deficiencia de lactasa, que es una enzima que ayuda a sintetizar y digerir la lactosa del azúcar puede entonces ocasionar estos problemas.

Si bien este problema puede ocurrir, es extremadamente raro y se obtiene por cuestiones genéticas.

Y dado que los niños mayores no suelen desarrollar síntomas de intolerancia a la lactosa hasta que tienen entre 2 y 5 años, a menudo no es necesario cambiara una leche sin lactosa para bebés a menos que tu pediatra lo indique.

Cómo sacar los gases en los bebés? +14 Trucos que debes conocer | Bebe,  Recetas para lactancia, Cuidados de bebes

Sin embargo, es posible que tu bebé necesite temporalmente una fórmula sin lactosa como si hubiera tenido recientemente una infección viral que le haya causado una diarrea grave como el rotavirus.

Lactancia materna y dolor por gases

Al igual que con un bebé alimentado con fórmula, las madres que amamantan generalmente solo deben considerar los gases como un problema real si son excesivos o están acompañados de otros síntomas.

Antes de restringir demasiado tu dieta cuando tu bebé amamantado tiene gases, considera eliminar toda la leche y los productos lácteos de tu dieta durante una semana más o menos.

Si esto alivia los síntomas de tu bebé, es posible que tenga intolerancia a la proteína de la leche (colitis alérgica) y las proteínas de la leche de tu dieta.

Posiciones para sacar los gases al bebé

Sin embargo, eso no es necesariamente un problema o una razón para dejar de amamantar.

Si amamantas a tu bebé también puedes evitar algunos otros alimentos que se sabe pueden causar gases. O intenta evitar temporalmente los alimentos que parecen hacer que tu hijo tenga muchos gases.

Es posible que tu bebé tenga menos gases si lo amamantas hasta que termine cada lado y recibe más leche hasta llegar a la fase donde tiene más grasa y menos azúcar.

No olvides visitar ALULA para mayor información relacionada con el tema.

FacebookTwitterGoogle+